Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria

Remedios caseros 2923 Visitas

Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria
de aceite de coco
La combinación de las propiedades del aceite de coco
con las de los aceites esenciales crea una mezcla perfecta
para aliviar las inflamaciones y los dolores musculares
Los dolores musculares son bastante comunes en la población
y, de hecho, es uno de los principales motivos de incapacidad
en el mundo.
Su aparición suele estar relacionada con el debilitamiento causado por la vejez, pero también pueden darse por el exceso
de actividad física, un traumatismo o estrés.
Por lo general desaparecen de manera espontánea,
guardando reposo o consumiendo algunos medicamentos
con propiedades analgésicas.
Sin embargo, algunos los padecen de forma recurrente,
por lo que es necesaria la aplicación
de otros métodos terapéuticos.

Por fortuna, existen muchas alternativas para minimizar el dolor
y evitar que se convierta en un obstáculo para desempeñar
las actividades cotidianas.

De hecho, algunos se pueden preparar a base de ingredientes naturales que, por sus propiedades, reducen los síntomas
sin causar reacciones indeseadas.
Entre estas opciones nos encontramos con una pomada antiinflamatoria de aceite de coco, ideal para calmar la tensión, el dolor y la inflamación muscular.

En el siguiente espacio te contamos cómo prepararla
y cuáles son sus principales beneficios.

Pomada antiinflamatoria de aceite de coco
para aliviar el dolor muscular
Se recomienda para relajar las piernas y el cuello después
de una larga jornada laboral, ya que, además de activar
la circulación, calman la rigidez y otros síntomas asociados
con el estrés.

¿Cómo preparar esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco?

Ingredientes
1 taza de aceite de coco (200 g)
15 gotas de aceite esencial de lavanda
15 gotas de aceite esencial de romero
15 gotas de aceite esencial de menta
3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)
Utensilios
1 frasco de vidrio hermético
Instrucciones de preparación
Vierte el aceite de coco orgánico en una olla y déjalo fundir
al baño María durante algunos minutos.
Luego, tras derretirlo por completo, agrégale los aceites esenciales y remueve con un utensilio de madera.
Retíralo del fuego, agrégale el aceite de oliva y,
antes de que se solidifique, almacénalo en un frasco
de vidrio hermético.
Déjalo destapado por un par de horas para que adquiera
una textura cremosa, o bien, ponlo en el refrigerador
durante 30 minutos.
Una vez adquiera la consistencia deseada, procede a aplicarlo.

Modo de uso
Toma un baño relajante, sécate bien y aplícate una cantidad generosa de pomada antiinflamatoria.
Asegúrate de masajear bien las áreas doloridas,
incluyendo el cuello, las piernas y la parte baja de la espalda.
Si no eres experto en masajes o tienes dificultades,
pídele a algún familiar que te ayude con el tratamiento.
Repítelo todas las noches antes de dormir, o bien, cada que sientas algún tipo de dolencia.
Recuerda que para reducir la recurrencia de estos dolores
debes mejorar tus hábitos de vida, sobre todo en cuanto
a la alimentación.

Algunas veces el origen de este problema son las deficiencias
de minerales esenciales, como es el caso del magnesio y el calcio.
Y, aunque es conveniente guardar reposo, también es aconsejable hacer algunos ejercicios de estiramiento para aliviar la tensión
y fortalecer las zonas afectada.

Sigue todas estas recomendaciones y, en caso de complicaciones, consulta de inmediato al médico.

Compartir
loading...

Comentarios