Aprende a fabricar tus propias bolsas de avena para una piel hermosa

Belleza 3635 Visitas

Aprende a fabricar tus propias bolsas de avena
para una piel hermosa
La avena tiene propiedades antiinflamatorias y tonificantes
por lo que, además de ayudarnos a exfoliar la piel,
nos ayuda a prevenir la aparición de arrugas
y a combatir diferentes problemas cutáneos.
Las bolsas de avena garantizan que tu piel absorberá
todos los nutrientes que este maravilloso alimento contiene.
Hacerlas es muy fácil y también son muy económicas.
Lo único es que tienes que ser constante para obtener
todos sus beneficios.

Ingredientes para 4 unidades:
4 tazas de avena en hojuelas (320 g),
Un jabón rayado,
Aceite esencial,
4 bolsas de tela.

La avena es mejor que sea en hojuelas porque de esta forma tendrá un efecto más exfoliante sobre la piel.
El jabón que escojamos debe adecuarse a nuestro tipo de piel.
Si es grasa, es recomendable el jabón de arcilla.
Si es seca, lo mejor es usar un jabón con crema humectante,
pero si tu piel es mixta o sensible, un jabón de glicerina
hará maravillas.
El aceite esencial puede ser a tu gusto.
Hay muchos tipos de aceites esenciales con perfumes
que son una delicia.
Este ingrediente brindará un rico aroma a tus bolsitas exfoliantes.
La tela de las bolsas puede ser de gasa, organza o muselina. Incluso, si tienes pantimedias que ya no uses también sirven
para este propósito.

Preparación de las bolsas de avena
Hacerlas es muy fácil.
1. Junta en un envase de plástico o en un bol
el jabón rallado y las hojuelas de avena.
2. Mezcla bien ambos ingredientes y rellenar las bolsitas
de forma más o menos homogénea.
3. Por último, agrega a cada una 10 gotitas
de aceite esencial de tu preferencia.
4. Átalas muy bien para que los ingredientes
de las bolsas no se salgan.
5. Luego de esto están listas para su uso.

¿Cómo se utilizan las bolsas de avena?
Para conseguir todos los beneficios de la avena
solo tienes que mojar la bolsa y masajear tu piel con ella.
La combinación del cereal con el jabón y el aceite esencial,
hará que la bolsa despida una crema suave, jabonosa
y con un rico aroma que te hará sentirte como nueva
después de cada ducha.

¿Cuánto duran estas bolsas exfoliantes?
Luego de cada baño, guarda la bolsa de avena en un sitio iluminado y aireado.
Esto con el fin de que se seque
y puedas usarla nuevamente.

Tras varios usos, cuando sientas que ha perdido su jabon y aroma, lava las bolsitas, rellenalas con una nueva mezcla
y podrás volver a aprovecharlas del modo acostumbrado.

Compartir
loading...

Comentarios