Bebida casera con cáscara de piña para repoblar la flora intestinal

Remedios caseros 3945 Visitas

Bebida casera con cáscara de piña para repoblar la flora intestinal
Para obtener los máximos beneficios en nuestra flora intestinal es conveniente que tomemos esta bebida
a primera hora, en ayunas.
Podemos repetir otra toma después de la comida y de la cena
Todos solemos desechar la cáscara de la piña.
Sin embargo, se trata de un ingrediente maravilloso
con el que podemos preparar una bebida fermentada
que nos ayude a repoblar la flora intestinal.
Muchas personas se preguntarán cómo pueden saber si tienen la flora intestinal saludable o reducida.
A continuación damos algunos indicadores
que evidencian un estado deficitario:
Tendencia a sufrir infecciones.
Problemas digestivos como hinchazón, gases o flatulencias.
Mala digestión de algunos alimentos
en especial de almidones y azúcares.
Estreñimiento y diarrea.
Parásitos intestinales.
Alergias alimentarias.
Trastornos de tiroides.

Además de obtener todos los beneficios de un alimento fermentado, las cualidades específicas de la piña hacen que esta bebida sea también excelente para:
Mejorar la digestión
Combatir la retención de líquidos y la hinchazón
Mejorar la circulación
Combatir el dolor y la inflamación.
Ingredientes
La cáscara de dos piñas medianas o una grande
2 ½ tazas de azúcar moreno (500 g)
3 litros de agua

 Si usted come 3 pasas al dia esto es lo que pasara en su cuerpo

Preparación
En primer lugar, lavaremos bien la cáscara de la piña
con la ayuda de un cepillo y con un poco de vinagre.
La pelaremos, dejando la cáscara con un poco de pulpa,
y la cortaremos en trozos pequeños.
A continuación la pondremos en un frasco grande de cristal en el cual podamos añadir dos litros de agua
y el azúcar moreno.
Dejaremos el frasco a temperatura ambiente,
entre 20 y 30 ºC, durante dos días.
Si hace más frío, podría tardar un poco más en culminar
el proceso.
Pasado ese tiempo, colaremos la bebida, le añadiremos el litro de agua restante y la dejaremos fermentar
todavía 12 horas más.
Para detener la fermentación, pasaremos a conservar
esta bebida en la nevera.
Como durante la fermentación los microbios consumen el azúcar, si lo deseamos, podemos endulzar la bebida con un poco de miel de abeja o estevia.

¿Cómo la tomamos?
Esta bebida es refrescante y revitalizante a cualquier hora del día.
No obstante, si lo que queremos es beneficiarnos
de sus propiedades para repoblar la flora intestinal deberemos tomarla siempre con el estómago vacío,
al menos media hora antes de comer.
A modo de tratamiento, podemos beber un vasito (100 ml) en ayunas, un vasito media hora antes de la comida
y otro antes de la cena.
Podemos realizar esta cura medicinal a temporadas, cuando sintamos la necesidad o después de haber tomado antibióticos.
De este modo evitaremos la bajada de defensas
que sufrimos después de haber tomado este tipo de medicamentos, y que nos puede hacer enfermar de nuevo.
Para realizar un tratamiento completo también tendremos que seguir una alimentación equilibrada.

Compartir
loading...

Comentarios