Combate los cálculos renales con limón y perejil

Remedios caseros 12747 Visitas

Combate los cálculos renales con limón y perejil
Una gran parte de los residuos del organismo humano son procesados por los riñones para ser excretados a través de la orina.
Por eso, cuando no hay una eliminación óptima de los fluidos, las sales minerales y otras sustancias químicas forman unas durezas conocidas como cálculos o piedras.
Su presencia en el cuerpo es bastante dolorosa y puede derivar en complicaciones graves que desmejoran la calidad de vida.

Beneficios del limón
El jugo de limón contiene ácido cítrico y ácido fosfórico, dos componentes que disminuyen el riesgo de formación de cálculos.
Sus altos contenidos de citrato disminuyen la acidez en la orina y estimulan la eliminación del exceso de sales y toxinas.
Cuenta con una acción diurética que impulsa la eliminación de los líquidos retenidos en los tejidos, aumentando la cantidad de orina.
Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que previenen el desarrollo de las infecciones en los riñones y la vejiga.

Beneficios del perejil
El perejil es una de las plantas más populares en lo que tiene que ver con la salud renal.
Contiene aceites esenciales con un alto contenido de apiol y miristicina, dos sustancias que le confieren una fuerte acción diurética que aumenta la producción de orina.
A su vez, es una fuente significativa de clorofila, un compuesto vegetal que estimula la depuración de las toxinas y el exceso de grasa.
La preparación de este jarabe casero es muy simple y brinda buenos resultados.
El limón y el perejil se unen con el aceite de oliva, el jarabe de arce y la miel de abejas para hacer un remedio más completo y efectivo.

Ingredientes
El jugo de 1 limón
1 puñado de perejil fresco
1 taza de aceite de oliva (224 g)
1 taza de jarabe de arce (325 g)
1 taza de miel de abejas (335 g)
1 frasco de cristal con tapa
Preparación
Extrae el jugo de un limón y mézclalo con el puñado de perejil en una licuadora.
Tras obtener una pasta, agrega el resto de los ingredientes y bátelos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Cuando esté listo, viértelo en el frasco de cristal y séllalo bien.
Almacénalo en un lugar fresco y oscuro.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR :

Hierbas para proteger el hígado

Modo de consumo
Toma una cucharada del producto en ayunas todos los días.
Si gustas, puedes diluirla en un vaso de agua tibia para facilitar su consumo.
Complementa sus efectos con la ingesta de unos dos litros de agua al día.
La toma continua de este jarabe resulta efectiva para los pacientes diagnosticados con cálculos pequeños y en pocas cantidades.
Aquellos cuyo diagnóstico es más avanzado lo pueden emplear como complemento.
Anímate a prepararlo cuanto antes y mantén a mano este prodigioso remedio para la salud de tus riñones.

Compartir
loading...

Comentarios