Cómo hacer mascarillas de zanahoria para una piel hermosa

Belleza 1779 Visitas

Cómo hacer mascarillas de zanahoria
La zanahoria además de ser un gran alimento para dietas de adelgazamiento
por las pocas calorías que aporta, es también un perfecto aliado
para tener una piel mucho más bella.
Son muchísimas sus propiedades pero destaca sobre todo por sus efectos rejuvenecedores
y regeneradores, permitiendo frenar el proceso de envejecimiento de la piel
y aportándole más flexibilidad y elasticidad.
Una de las mejores formas de incorporar este alimento a tu rutina de belleza
es mediante la elaboración de algunas mascarillas,
sigue leyendo este artículo y descubre cómo hacer mascarillas de zanahoria en muy pocos pasos.

   Te mostramos cuales son los 20 dolores en el cuerpo

Beneficios de la zanahoria para la piel
Principalmente, su elevada concentración en betacaroteno, antioxidantes y nutrientes
como el ácido fólico, es lo que hace que la zanahoria sea un alimento increíble para el cuidado
de la piel.
Se ha incorporado a muchísimos tratamientos de belleza caseros por sus propiedades
para hidratar, nutrir, reparar y mejorar el tono de la piel.

Y no solo esto, la zanahoria también funciona bien en pieles con acné y grasosas,
pues regular el exceso de sebo y favorece la eliminación de granitos.
Toma nota de las siguientes mascarillas con zanahoria y empieza a aprovecharte
de todos los beneficios cosméticos de esta hortaliza.

Mascarilla de zanahoria y aceite de oliva
¿Te gustaría revitalizar la piel del rostro y darle un extra de luminosidad?
Entonces, tienes que probar la siguiente mascarilla de zanahoria y aceite de oliva.
Al efecto rejuvenecedor y regenerador de la zanahoria le sumamos
las increíbles propiedades hidratantes y antiedad del aceite de oliva,
un líquido dorado con muchísimos beneficios para la piel.

Para elaborar esta mascarilla facial, tan solo tendrás que cocer dos zanahorias
para después machacarlas y poder convertirlas en puré.
Cuando se enfríe, agrega una cucharada sopera de aceite de oliva y remueve la mezcla.
Extiende la pasta obtenido por todo el rostro,
evitando el contorno de ojos y la zona de alrededor de los labios,
deja actuar por unos 30 o 30 minutos y, pasado ese tiempo, retira con agua fría o tibia.

Mascarilla de zanahoria y miel
Si las primeras arrugas ya se pueden ver en tu rostro, nada mejor que empezar a prevenir
la aparición de nuevas y atenuar las existentes con este tratamiento casero de zanahoria y miel.
La miel, del mismo modo que la zanahoria, es también magnífica para aportar tersura
y juventud a la piel.

   Te invito a conocer los multiples usos del agua oxigenada

Además, sus enzimas naturales y su riqueza vitamínica permiten que la dermis
esté bien humectada y protegida durante todo el día.
La receta de esta mascarilla casera es muy simple; primero, hierve dos zanahorias
y una vez se hayan ablandando machácalas con un tenedor para obtener una especie de puré.
Añade 2 cucharadas de miel al puré y mezcla ambos ingredientes.
Aplícala sobre la piel de la cara y deja reposar durante 15 o 20 minutos.

Zanahoria para el bronceado
Gracias a su contenido en betacarotenos, la zanahoria es uno de los mejores alimentos
para favorecer el bronceado ayudando a adquirirlo con más facilidad,
así como a mantenerlo bonito por más tiempo.
Un estupendo remedio casero que puedes aprovechar para estimular la pigmentación de la piel
es mezclar el zumo de zanahoria con unas gotas de aceite de coco y aplicarlo sobre la piel
bien limpia.

Compartir
loading...

Comentarios