Controla la inflamación y alivia el dolor de rodillas con este combinado

Remedios caseros 5114 Visitas

Controla la inflamación y alivia el dolor de rodillas
con este combinado medicinal de 2 ingredientes
La mezcla de aceite y sal del Himalaya combina las propiedades antiinflamatorias de ambos ingredientes para formar
un único producto ideal para aliviar los dolores de articulaciones como las rodillas
La inflamación y los dolores en las rodillas pueden ser el resultado de un sobresfuerzo físico, la práctica de malos hábitos o una lesión.
Aunque la mayoría lo ignora, estas articulaciones
son bastante complejas y tienden a sufrir traumatismos
debido a su falta de amortiguación.
Si bien están protegidas por líquidos, ligamentos y tendones,
hay muchos factores que aceleran su desgaste,
lo cual puede derivar en respuestas inflamatorias y dolores fuertes.
Y, aunque estos pueden tratarse con medicamentos analgésicos
y periodos de descanso, algunas veces es necesario recurrir
a otros tratamientos para evitar complicaciones.

Por suerte, hay soluciones de origen natural que,
por un bajo costo, ayudan a combatir este tipo de dolencias
sin provocar efectos indeseados.
En el siguiente espacio queremos compartir un remedio
de uso externo que, con apenas 2 ingredientes, ayudará a aliviarlo en poco tiempo.

¿Cómo preparar este combinado medicinal para aliviar el dolor?
Aunque no es un tratamiento milagroso ni nada similar,
su aplicación regular contribuye a calmar la inflamación
y los problemas de movilidad de la rodilla.

Ingredientes
1 taza de aceite de oliva prensado (200 g)
1 taza de sal del Himalaya (120 g)
Utensilios
Frasco de vidrio con tapa
Cuchara de madera
Preparación
Incorpora el aceite de oliva en un frasco de vidrio
y, a continuación, agrégale la sal del Himalaya.
Mezcla los ingredientes con una cuchara de madera y, tras integrarlos por completo, sella bien el recipiente.
Pon el producto en un lugar fresco y oscuro y déjalo reposar durante 8 días.

Modo de uso
Toma una cantidad generosa del producto y frótala
sobre las zonas doloridas.
Realiza un suave masaje durante 3 o 5 minutos y descansa.
Deja que los ingredientes del remedio actúen otros 20 minutos
y enjuaga con agua fría.
Repite su aplicación cada vez que sientas dolor.
Si lo deseas, también puedes aplicarlo 3 veces a la semana
como preventivo.
¿Te animas a probarlo?
Aunque es una terapia diferente para el alivio del dolor,
sus propiedades son muy interesantes y efectivas.
¡Anímate a descubrirlas!

Compartir
loading...

Comentarios