Olvídate de las bolsas,ojeras y las patas de gallo para Siempre

Belleza 50497 Visitas

Olvídate de las bolsas,ojeras y las patas de gallo para Siempre
con este Increíble y rápido truco!!
El paso del tiempo hace desgaste en todos y uno de los primeros síntomas del envejecimiento son las arrugas.
A medida que envejecemos, nuestra piel se vuelve más sensible,
se reseca y salen a la luz las primeras líneas de expresión.
Uno de los lugares más visibles donde aparecen es alrededor
de los ojos, las tan temidas “patas de gallo”.
La dieta desempeña un papel muy importante a la hora
de retrasar lo máximo posible los signos del envejecimiento,
pero también puedes prevenirlos con tratamientos de uso tópico. Para prevenir las arrugas, la mejor solución es aportarle aceite
e hidratación a la piel.
La exposición a la luz solar, La contaminación,
Los productos químicos, Las toxinas.
Estos factores producen cambios progresivos en la piel, especialmente en las zonas más expuestas al sol, como es el rostro. La falta de colágeno, una de las principales causas
de la piel envejecida por la exposición al sol, puede producir las arrugas a medida que envejecemos.
La piel se ve más estropeada y se vuelve menos firme, especialmente en la cara y alrededor de los ojos.
Se sabe que, conforme envejecemos, perdemos aproximadamente un 1% de colágeno al año.

Para obtener mejores resultados, debemos evitar
productos químicos tóxicos, que son los que se encuentran
en la mayoría de los productos comerciales.
Por ello, la mejor opción es crear tu propia crema antiarrugas
en casa.

Para este remedio tan solo necesitarás:
10 gotas de aceite esencial de incienso,
30 mililitros de gel puro de aloe vera,
30 gramos de mantequilla de karité sin refinar,
30 mililitros de aceite de coco sin refinar,
Media cucharadita de vitamina E

Tan solo tardarás 15 minutos en hacer esta crema
y te dará para 30 usos.
Mezcla todos los ingredientes en un tazón pequeño
y traspasa la mezcla a un recipiente que puedas
cerrar herméticamente.
Una vez hecho esto podrás utilizarlo dos veces al día,
por la mañana al despertar y por la noche
justo antes de irte a dormir.
Al cabo de unos días notarás los resultados

Compartir
loading...

Comentarios