Cómo quitar los callos de forma natural y sencilla

Remedios caseros 950 Visitas

Cómo quitar los callos de forma natural y sencilla
Para deshacernos de los callos de manera natural
debemos ablandarlos antes.
En caso de que no desaparezcan solos podemos ayudarnos
con una piedra pómez, que deberemos pasar por la zona
con cuidado
Pueden aparecer por el uso excesivo del calzado y, además de ser antiestéticos, pueden resultar muy dolorosos y molestos.
No importa si se han formado en los pies o en las manos,
porque en este artículo te contaremos cómo quitar los callos
de forma natural.
Es importante diferenciar los callos de los llamados “ojos de gallo”.
Estos últimos se caracterizan por un engrosamiento mayor
de la piel y presenten un anillo exterior de color amarillo
y forma de cono.
Provocan mucho dolor al pisar o al tocarlos.

Remedios naturales para eliminar los callos
Si bien un podólogo puede encargarse de valorar si el callo
es un signo de sobrecarga de la zona o no y quitarlo con un bisturí, también es posible deshacernos de él de forma natural en casa.
Algunas de las recetas caseras más eficaces son:

1. Aspirina y limón
Ingredientes
7 aspirinas
El jugo de 1 limón
Preparación
En un mortero tritura las aspirinas hasta que quede un polvo.
Exprime el limón y añade mientras remueves bien.
Puedes echar un poco de agua si es necesario
(para formar una pasta homogénea).
Aplica una buena cantidad de este remedio casero
sobre el callo limpio y seco.
Envuelve con una bolsa de plástico y deja actuar 20 minutos.
Retira con agua caliente y a continuación, frota suavemente
con una piedra pómez.

2. Cebolla
No solo tiene propiedades antisépticas, sino que también ablanda la piel y permite que los callos
“se desprendan” solos tras algunos días.
Únicamente precisas una cebolla cortada por la mitad.
Frota cada parte sobre la callosidad y cubre con calcetines.
Al otro día, enjuaga bien.
Repite todas las noches durante al menos una semana.

3. Té de manzanilla
La infusión preparada con flores de manzanilla
tiene efectos sedantes y un aroma muy agradable.
Además, nos ofrece otra propiedad adicional:
tratar las durezas de los pies al equilibrar el pH de la piel.
Lo único que debemos hacer es preparar un té de manzanilla
(se consigue en bolsitas o en hebras)
y, una vez que esté a temperatura ambiente,
echarlo en un recipiente donde podamos sumergir los pies.

4. Piedra pómez
Si eres propenso a la formación de callos en los pies
te recomendamos que tengas siempre a mano una piedra pómez que puedes comprar en varias tiendas.
Es un tipo de lima especial que sirve para deshacernos
de las durezas y se puede usar en seco y en mojado.

Antes de pasar la piedra pómez, lava bien la zona
con jabón neutro.
Los movimientos de exfoliación deben ser circulares
y suaves para no lastimar la piel sana.
Una buena idea es tener la piedra pómez en el baño
y usarla cuando nos damos una ducha.

5.Vinagre de manzana
Por su condición ácida no solo ablanda las durezas,
sino que también suaviza la piel.
Tiene una acción similar al de la manzanilla, así que nos ayuda
a mantener equilibrado el pH de la dermis y reducir
la transpiración.
Úsalo antes de hacer ejercicio para evitar la sudoración
y la formación de callos por fricción.

Compartir
loading...

Comentarios