Té de menta para el dolor de estómago y cabeza

Remedios caseros 14438 Visitas

Tanto el té de menta como su aceite esencial pueden ayudarnos a aliviar cefaleas y malestares generales.
Un té de menta tibio puede ser un remedio excelente para esos días en que sufrimos de cefaleas o dolores de estómago.

Esta planta medicinal contiene múltiples beneficios para nuestra salud digestiva y es un recurso fabuloso para nuestros postres y esas dolencias comunes que padecemos en el día a día.

Sabemos que existen muchos tipos de menta, pero la que vamos a utilizar en nuestro té va a ser la menta piperita.
Puedes encontrarla en cualquier tienda natural y es la más conocida para elaborar deliciosos tés, tan relajantes como placenteros.

Podemos tomar desde infusiones de té de menta hasta cápsulas que venden en las farmacias.

En caso de migrañas podemos aplicarnos dos gotas de aceite esencial de menta en las sienes y masajear poco a poco en sentido circular. Gracias a su efecto vasodilatador la circulación sanguínea se ralentiza y el resultado es inmediato.

La menta es rica en ácido ascórbico, un compuesto que nos va a ayudar a eliminar la mucosidad en caso de resfriados.
A su vez, el mentol se alza como un potente descongestionante para las vías respiratorias, al mismo tiempo que nos permite regular la temperatura corporal de un modo muy efectivo si padecemos fiebre.

Cómo preparar té de menta para el dolor de cabeza y de estómago

Ingredientes
1 cucharada de menta (10 g)
1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharadita de miel orgánica (7,5 g)
Preparación
Para beneficiarnos al máximo de esta infusión siempre será más recomendable utilizar una tetera de barro o arcilla. Las de aluminio o cualquier otro tipo de metal no respetan de igual forma las propiedades de las plantas al la hora de realizar la cocción.
Lo primero que haremos será lavar bien las hojitas de menta y, una vez el agua haya llegado a ebullición, añadir la planta para permitir que sus aceites esenciales vayan saliendo poco a poco.
Merece la pena que bajes el fuego y dejes que la infusión se haga poco a poco.

Debe estar al fuego al menos durante 20 minutos. Después, permite que repose otros 10. Cuela todo el contenido y llévalo a tu taza favorita. Endulza con miel y disfruta.

Compartir
loading...

Comentarios